¿Te perdiste la charla de Mauricio Kartun en Sala de Parto? Pues aquí te la resumimos

El dramaturgo argentino llegó a Lima en el marco de la edición 2015 del festival.

Mauricio Kartun en el Festival Sala de Parto 2015. (Foto: Teatro Perú)

Por Aloysius Acker.

Además de ser uno de los dramaturgos más destacados de Argentina en la actualidad, Mauricio Kartun es un maestro entrañable. En su labor como docente, Kartun se ha encargado de formar a otras prolíficas personalidades del teatro argentino, como Daniel Veronese y Rafael Spregelburd. A su paso por Lima, para el Festival Sala de Parto, los peruanos tuvimos la oportunidad de escucharlo por primera vez en esta faceta.

Si bien impartió su didáctica en un el taller “Dramaturgia de emergencia“, en una entrevista abierta al público a cargo de Chela de Ferrari, Mauricio Kartun dejó en claro algunas de sus posturas sobre el quehacer teatral y la retroalimentación que recibe de sus alumnos. En el desarrollo de la conversación, también opinó sobre distintos temas como la importancia de las leyes de subvención y su postura sobre las religiones. A continuación un resumen sobre lo que fue esta charla:

EL TEATRO, UNA FUERZA EN CONTINÚA EXPANSIÓN
“Creo mucho en el teatro como (una suerte de teoría del) big bang, porque nace hace 2500 años, crea una explosión misteriosa en la que se mezclan la orgía, los tipos que contaban (historias), la ceremonia y, de pronto, empieza una expansión interminable. Año tras año, el teatro crea nuevas convenciones, nuevas formas, descubre nuevos negociados con el espectador, nuevas tecnologías, etc. A mí me apasiona ser parte de ese big bang y sentir cómo, en este círculo experimental, cada uno de nosotros abre el perímetro por milímetros. Cada uno de nosotros, dramaturgos, lo que hacemos es agregar algo… El teatro es una máquina de la memoria: continuamente estamos tomando lo que hizo el otro y, generosamente, por qué no pensarlo así, también vamos añadiendo un poco. Cando uno entiende esto, uno entiende por qué el autor tiene que ver y leer teatro”.

ALIMENTARSE DE OTRAS ARTES
“Recuerdo que, durante muchos años, di clases de dramaturgia para títeres y objetos en una escuela oficial de titiriteros. Un día, leyendo un texto que le solicitaron a Darío Fo por el Día Nacional del Títere, leí una frase que me impresionó. Él decía que jamás había escrito para títeres, pero hizo esta consideración: ‘Cuando yo escribo una obra y me siento perdido en la estructura, cuando siento que se ha complejizado mucho y no sé cómo seguir, tengo un sistema que no me falla, me la imagino como una obra de títeres. Me la imagino con la estructura sencilla y eficaz de la obra de títeres y todo se me aclara’. Yo estaba en el medio de un despelote con una obra y lo de Darío Fo se me hizo perfecto, y lo uso mucho. Mi producción anterior, ‘Salomé de chacra’, tenía mucho de retablo, de hecho, la escenografía era un retablo de iglesia pagana (…) Entonces yo monté esto como si fuese una mezcla entre un retablo de iglesia y un teatro de títeres. El espectador no tenía por qué saberlo, pero a mí me resulto extraordinariamente útil aplicarlo. Por ejemplo, pasaba esto: se producía una muerte en escena, un suicidio, y en la escena siguiente se producía el apagón y entraba el patrón del peón suicida con un ramo de flores diciendo: ‘Era una buena persona’. Entonces me decían: ‘¿No es un salto excesivo?’ Yo les decía: ‘Si lo piensas como teatro de actores, sí; si lo piensas como teatro de títeres, no’. En el teatro de títeres el personaje dice: ‘¡Qué hambre tengo!’, sale y luego regresa y dice: ‘¡Cómo comí!’. Esto está aceptado por la platea porque es la convención del teatro de títeres. Todo “Salomé de chacra” estaba montado con la convención del teatro de títeres y el espectador lo disfrutaba y reía como si fuera tal cosa”.

ANARQUISMO
“Creo mucho en el anarquismo como forma sagrada. Creo que es el non plus ultra del pensamiento de la libertad. Sin embargo, por más que haya militancia, no tiene posibilidad de aplicación práctica en el presente y, pese a ello, tiene sentido que todavía se siga pensando en términos de anarquismo, porque es la única manera de vincularnos con la esencia del pensamiento de la libertad y del sentido de la vida. Creo que el anarquismo es una religión. Por supuesto, los militantes anarquistas me matan cada vez que digo esto. Me dicen que es una debilidad burguesa, que es una observación decadente que alguien hace porque no está en la militancia. Probablemente  tengan razón”.

CAÍN Y ABEL Y LAS RELIGIONES
“(…) Caín tras matar a Abel se dedica a acumular de manera enfermiza bienes. Luego, para protegerlos, obliga a los suyos construir ciudades amuralladas. Caín, en el origen de la palabra, significa posesión. Y Abel significa nada. El origen del mito de Caín y Abel viene de las tribus nómades y sedentarias. Las nómades = Abel = Nada, no podían tener nada porque, como andaban todo el día atrás de su majada, lo único que llevaban es lo que necesitaban para la

subsistencia, por lo tanto no gastaban energía ni angustia en tener que acumular nada. Simplemente disfrutaban de aquello que se conoce como opulencia primitiva. La opulencia primitiva es el concepto que está en el cristianismo y el judaísmo en relación al hecho de que, cuando Dios crea el mundo, provee de opulencia primitiva. El mundo es opulento, es el hombre el que empieza a pelear de una manera necia por dividir la opulencia, siendo que la opulencia alcanza para todos (…) Esa paradoja es tan poderosa. Pensar que eso está en la raíz de la religión me llevo a pensar en  por qué la religión lo niega. ¿Por qué la religión lo oculta, siendo una paradoja preciosa? Las religiones lo ocultan por razones naturales, porque la única manera de subsistencia que tienen las religiones en la ciudad es ser aceptadas  por el poder. Para ser aceptadas por el poder no tienen más que participar de lo que hoy llamamos el sistema. Como el sistema es acumulativo y existe la propiedad, si la religión no defiende la propiedad, se transforma en un a tentado por lo que desaparece rápidamente. Se van adaptando entonces las religiones, empiezan a incorporar cierta mirada sobre la Biblia en la que le pasan el resaltador a (frases como) ‘ganarse el pan el sudor de tu frente’, ‘maldita la tierra en tu trabajo’, ‘sufrirás tu trabajo todos los días de tu vida’, ‘hora y labora’, etc (…) Yo soy creyente de todas las religiones en su origen hasta que negociaron”.

SOBRE POR QUÉ BUENOS AIRES TIENE TRES VECES MÁS JÓVENES ESTUDIANDO TEATRO QUE CUALQUIER OTRA CIUDAD DEL MUNDO
“Ese es un cálculo que quizás se queda corto. Podemos decir que Buenos Aires es un parque temático del teatro, es la Disneylandia del teatro (…) Yo tengo publicaciones en mis libro de hace 20 años atrás donde digo que la dramaturgia debe resistir como las ratas, que aunque estemos en las cañerías estemos siempre, que no nos van a matar, que hemos aprendido a digerir cualquier veneno. Veinte años después tengo que decir vivo en el paraíso teatral. Mis cursos son de 150 alumnos y quedan 150 afuera (…) ¿Qué pasó? Pasó esto. Primero. Buenos Aires tiene un público teatral natural por razones geográficas. Los barcos venían de Europa

trayendo a italianos, españoles y rusos, que son las tres nacionalidades de gran tradición teatral. (…) Entonces hay una gran tradición de teatro (…) Lo segundo pasó hace quince años: Salió la ley del teatro, que estableció un fondo muy importante de subsidio para todas las provincias. Buenos Aires, como tiene una población muy grande, de esa torta sacó una buena cantidad. Entre los subsidios de esa ley hay subsidios para salas (…) Entonces, de pronto empezaron todos los años  a aparecer nuevas salas. Diez, quince más… y esas salas requerían de obras para ser estrenadas (…) Ahora hay tanta  gente estudiando  teatro que solamente pasando la  cantidad de gente que estudia teatro a púbico ya es un número importante.”

¿QUÉ NECESITA LIMA PARA SOLIDIFICAR LA ESCENA TEATRAL?
“Es necesaria una ley de teatro. Yo peleé durante 20 años por esa ley, eso quiere decir que había gente peleándola desde antes. Recuerdo haber recibido modelos de leyes de teatro. No sabía si reír o llorar. Eran patéticas, estaban escritas por asesores de políticos, que no entendían un carajo. Habían agarrado una ley de no sé dónde y los considerandos eran

terribles. La sensación era: ‘¡No! Están peleando por una ley que es una porquería, pero a la vez es la única que hay (…) Pero, bueno, lucha, lucha y lucha y la ley del teatro salió. Cuando salió, los primeros años fueron un despelote. La gente pedía guita, la usaba mal, no la rendía. Alguien, por ejemplo, para  cobrar el subsidio, si tenía una obra montada, le cambiaba el nombre y volvía a cobrar. Había de todo hasta que se fue regulando.

¿PARA QUÉ SIRVE EL TEATRO?
“El teatro, como toda actividad artística, es la respiración de los pueblos. Los pueblos viven en un estado de alienación inevitable en el que se nos dice que el sentido de la  vida es estudiar, ser obediente, seguir un carrera, luego empezar a trabajar para pagar un espacio, un hogar, sea alquilado o propio, dentro del cual construirás un núcleo de acumulación capitalista, que es la familia, para que se junte plata y el día que vos te mueras la plata no se desparrame… Esa es una alienación que nos hace creer que el único sentido de la vida es el trabajo. Entonces, frente a eso la única descarga para el hombre, ese momento en el que se libera y se mira a sí mismo, (…) es el arte”.

SOBRE LA MUJER EN LA DRAMATURGIA
“Hay dos razones muy fuertes por las cuales el teatro toma cierta fuerza en el siglo XX. La primera es la aparición del cine, que le quita monopolio al teatro y por lo tanto lo obliga a volver a sus raíces y encontrar algo diferente… Contar una historia ya no alcanza. Por eso el teatro comienza a usar artes plásticas, política, antropología, psicoanálisis… La segunda de las condiciones que le  cambia la cara al teatro es la llegada de la mujer a la dramaturgia (…) El teatro es una escritura desde el cuerpo, el dramaturgo expone su cuerpo en la imaginación por lo tanto la aparición de la mujer en el siglo XX en el teatro es la aparición insólita de un cuerpo después de 2300 años.  Antes de eso fue la construcción del cuerpo que el hombre deseaba”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Última Fila

Estas no son reseñas teatrales, todo está sazonado con bastante subjetividad.

El sí mágico

artículos, fotografías, textos diversos sobre teatro y artes escénicas

Acined Perú Instituto

Veinte años sirviendo al país

Apaguen la radio

Un espacio para compartir música

Pasarela Urbana

Moda, belleza, curiosidades y todo lo que me gusta

A %d blogueros les gusta esto: